EspañolNanomaterialesPlásticosReglamento REACHSustancias & mezclas

¿Quién es responsable de efectuar el registro REACH?

Empresas que  fabrican o importan sustancias químicas en cantidades superiores a una tonelada son responsables de demostrar que el uso de dichas sustancias no representa un riesgo para la salud humana y el medio ambiente. Para este fin, se deberá recolectar información sobre las propiedades físico-químicas, los perfiles de peligrosidad y los usos de las sustancias.  Además, sí se fabrica o importa por 10 toneladas por año o más alguna sustancia identificada como peligrosa, se deberá realizar una valoración de la seguridad química. Toda la información se ha de capturar en el expediente técnico de registro utilizando el programa informático IUCLID. Posteriormente, el expediente se envía a ECHA mediante la plataforma informática de internet REACH-IT. Finalmente, se debe proveer a todos los clientes con la Ficha de Datos de Seguridad (FDS).

Recordemos que el registro en ECHA se aplica a sustancias químicas como tal, sustancias en mezclas y, en ciertos casos, a sustancias en artículos. Aquellas sustancias sujetas a otros reglamentos como lo son medicinas o sustancias radioactivas, están exentas de los requerimientos de REACH.

El reglamente REACH se basa en el principio de ‘una sustancia, un registro’ el cual establece que fabricantes e importadores de la misma sustancia deben cooperar en los foros de intercambio de información sobre sustancias (FIIS). El propósito de los FIIS es facilitar el intercambio de datos y gestión para el consenso sobre la clasificación y etiquetado de las sustancias en cuestión. Miembros de los FIIS deberán

  • dar consentimiento al solicitante de registro principal para que envíe aquellas partes del expediente técnico que fueron creadas coletivamente, o
  • enviar en conjunto (en calidad de consorcio) la información sobre las propiedades intrínsecas de la sustancia en el expediente técnico

El reglamento REACH establece que todos los solicitantes de registro deberán hacer el mayor esfuerzo para colaborar en el intercambio de la información a la vez que se procurará hacerlo de forma justa, transparente y sin actos discriminatorios.