CosméticosDetergentesEspañolProductos para vapearReglamento REACHSustancias & mezclas

¿Cuáles son las obligaciones de REACH para usuarios intermedios?

Como usuario intermedio, deberás identificar y aplicar las medidas apropiadas para controlar los riesgos asociados con el uso de sustancias químicas. En la práctica, se deberán llevar a cabo los siguientes pasos:

  1. Verificar si el uso en cuestión es parte de la Ficha de Datos de Seguridad (FDS) entregada por el proveedor de la sustancia. En algunas FDS el uso es descrito genéricamente, e.g. ‘para uso industrial’. En otros casos, especialmente en FDS extendidas (FDS-e) las cuales incluyen uno o más Escenarios de Exposición, el uso deberá definirse en detalle, e.g. ‘Usos profesionales: dominio público, producto de categoría 35 – producto para lavado y limpieza’.
  2. Implementar las Medidas de Gestión de Riesgo siempre que éstas estén prescritas en la FDS. Dependiendo del uso específico y perfil de peligrosidad del químico, las medidas pueden ser ventilar el área de trabajo, monitorear las concentraciones emitidas o usar equipo de protección como por ejemplo vestimenta protectora, guantes o gafas de protección.
  3. En caso de que la FDS no describa el uso en cuestión se deberá hacer lo siguiente:
    • Contactar con el proveedor para informarle sobre dicho uso. En este caso, el proveedor deberá valorar el nuevo uso en un plazo de un mes o antes de su siguiente distribución, siendo la opción de mayor duración la que determina la fecha límite. Si el proveedor encuentra que el uso es de riesgo para la salud humana o el medio ambiente, el proveedor tiene la facultad de definir dicho uso como ‘’uso no recomendado’. Por lo tanto, se deberá buscar un producto alternativo.
    • Buscar un nuevo proveedor que cuente con documentación de seguridad en la que se describa el uso en cuestión. Alternativamente, uno mismo podrá preparar un ‘Informe de la Seguridad Química por Usuario Intermedio’.

 

¿Comercializas sustancias químicas, como tal, en mezclas o en artículos?

Si comercializas con sustancias, mezclas o artículos, deberás considerar no solo los usos y manejos de estos químicos dentro de tu organización, sino también los usos efectuados por tus clientes. De esta forma, tienes que identificar los usos de clientes a lo largo de la cadena de suministro y verificar si estos están contemplados en los escenarios de exposición incluidos en la Ficha de Datos de Seguridad (FDS) entregada por el proveedor (paso 1). Sí algún uso específico no está contemplado, se deberá informar al proveedor o uno mismo podrá realizar una Valoración de la Seguridad Química (paso 3). Finalmente, tendrás que cerciorarte de que los productos químicos a comercializar estén clasificados, etiquetados y empaquetados conforme al reglamento CLP y que estos a su vez tengan anexada la FDS correspondiente.

 

¿Necesita ayuda?

Nuestros servicios para usuarios intermedios incluyen: